Todos sabemos que a la hora de reformar nuestro piso en Basauri es vital que el resultado final de la reforma se corresponda con un espacio en el que podamos ser nosotros mismos. Sin embargo, son muchos los factores que debemos tener en cuenta para no sentirnos oprimidos en el hogar. Y es que nuestra vivienda debe acompañarnos en nuestros quehaceres diarios sin afectar a nuestro estado anímico.

La elección de los colores que vamos a aplicar a las paredes y mobiliario de las distintas estancias es esencial. Escoger un amarillo en lugar de un negro puede suponer la diferencia entre la felicidad o la tristeza. Por ello, a la hora de reformar nuestro piso en Basauri, debemos tener en cuenta qué esperamos sentir en cada estancia y, por tanto, qué color se ajusta más.

- Empecemos con el verde, el color de la naturaleza, el crecimiento, las semillas y las flores. Ideal para las terrazas.

- Crema. Un tono neutro, igual que el gris. Excelente para nuestros dormitorios, ya que no desvía la atención de nuestros sueños.

- Amarillo, el color de la felicidad. Ideal para nuestras cocinas. Aporta luminosidad y un toque que recuerda a una tarde campestre de verano (perfecto para abrir el apetito y sentirse en familia).

- Lavanda. En combinación con toques naranjas, confiere al salón un ambiente elegante y ecléctico.

- Azul. Apropiado para los baños por ser el color que relacionamos con el agua. Podemos combinarlo con toques de blanco para transmitir limpieza.

- Verde suave y rosa claro, para las habitaciones de los niños.

- Y si tenemos sala de juegos, ¿qué mejor que el naranja, el color del optimismo?

En Rehabilitaciones Ibai queremos hacer que tu piso refleje quién eres. Confía en nuestra experiencia en pintura y reforma para que te sientas tú mismo en cada estancia y para que los demás sean capaces de captar la esencia de tu hogar.